Viajeras bio: descubre qué llevar en tu neceser.

Hoy llega a la web una invitada, autora del blog de viajes Idas venidas.

Fotografia de Adriana Izquierdo

Adriana nos cuenta desde su blog su experiencia como viajera, mochilera y mujer. Hace un par de años, se lanzó a recorrer varios paises europeos con el Interrail y necesitaba buscar cosméticos que la ayudaran a aligerar peso de su equipaje y a ser posible que fueran ecológicos. A raiz de eso, quise que nos contase su experiencia ya que nos dimos cuenta de la cantidad de productos de la cosmética natural multitarea que te ahorran quebraderos de cabeza y espacio. Así que os invito a que leais esta entrevista en la que seguro encontrareis buenos consejos para preparar vuestras maletas sin rastro de químicos!

¿Qué tipo de viajes haces?

En los últimos años he realizado viajes low cost. Suelo moverme con mochila con un presupuesto bastante ajustado, alojándome en hostels o albergues. Hasta hace dos años mi forma de viajar era a través de Interrail. Solía viajar de un sitio a otro en cortos periodos de tiempo.

¿Cuál es tu destino preferido?

Sin duda mi destino preferido es Atenas. Ya lo escribí en esta entrada: Guía poco correcta de Atenas. Tal vez no sea la ciudad más bonita del mundo o la que mejores servicios ofrece, pero a mí su historia pasada y actual me atrae muchísimo.

¿Qué buscas a la hora de preparar tu mochila?

Mi mochila es de 40L, así que no me da para mucho. Normalmente viajo en verano por lo que tengo más margen de maniobra. En cuanto a la ropa, lo más cómodo que tenga; nada de cosas de fiesta o “por si algún día salimos”. Me paso la mitad del tiempo en mis viajes caminando, así que no tiene mucho sentido llevar ropa que no sea cómoda. Unas sandalias, unas deportivas y unas chanclas para las duchas. Una toalla de fibra sintética que son las que menos ocupan. Un pañuelo grande para los aviones y su aire acondicionado o por si hay que entrar en alguna iglesia y vas en mangas de tirantes. Biquini si hay zona de playa o algún balneario como en Budapest y chubasquero, por si llueve. En fin, lo esencial y más cómodo. Con una mochila de esas dimensiones no puedo pasarme de los 10 kg.

¿Y en tu neceser, qué llevas?

Normalmente el tema de champús y geles lo tengo bastante claro. Directamente no llevo y lo compró en la ciudad de destino. Las muestras me suelen durar muy poco y al final tengo que terminar comprando el bote igualmente. Y si me sobra allí, lo dejo para los siguientes que lleguen al apartamento, hostel, etc. Por otro lado, busco botes que no superen lo 100ml, para que no se quede en el control del aeropuerto.

Me gusta llevar pocas cosas. No llevo ni colonias, ni suavizantes, ni secador de pelo, ni planchas.  En concreto, llevo desodorante; manteca de karité para hidratarme los pies y evitar que me salgan ampollas; aceite esencial de árbol de té para cuidarme de los mosquitos, ampollas, granos, etc.; crema solar, normalmente del 30; y bálsamo labial de rosa mosqueta.

¿Tu cosmético imprescindible?

Me cuesta decidirme entre la manteca de karité y el aceite esencial de árbol de té, que, además, como puedo juntarlos, me vienen genial en los viajes. Soy bastante propensa a tener ampollas, granos y picaduras de mosquitos, así que, de elegir, elijo el aceite esencial, pero si puedo siempre lo junto con la manteca de karité.

¿Cuál es tu cosmético multitarea que te sirve para varias cosas?

La manteca de karité. La uso para todo: bálsamo labial, crema de manos, crema de pies, crema hidratante, para el pelo, para picaduras, para quemaduras de sol, para todo. Es multiuso total.

¿Qué cosmético te salvó de una mala situación?

Fue en la Toscana. Mi compañera de viaje y yo nos metimos en un campo de girasoles a hacer fotos al atardecer y al día siguiente me levanté con las piernas como una paella. Tenía cerca de treinta picaduras y los remedios de las farmacias no me servían. Recuerdo que te escribí pidiendo auxilio porque estaba desesperada, ¡cómo escocían los malditos! En ese momento me dijiste que podía usar el aceite esencial de árbol de té junto con la manteca de karité. Así que eso hice y, de verdad, que alivio. En cuestión de días los granos fueron drenándose y al menos pude salvar la situación. Eso sí, las marcas me acompañaron el resto del viaje.

¿Empleas muestras? ¿Son útiles?

Yo no suelo llevar muesras, a no ser que sean de algún producto que necesite necesariamente. A veces he llevado muestras de colonias, pero últimamente prefiero no llevarlas y ahorrar espacio en mi neceser, donde llevo lo justo y necesario.

¿Qué no debes/puedes llevar para evitar problemas en el aeropuerto?

Intenta no llevar botes de más de 100ml porque esos van a la basura, directamente. Por lo demás, en cuanto a cosmética, no creo que haya ningún problema con ningún producto, siempre que no sobrepase esa cifra.

¿Encuentras fácilmente cosmética natural?

Lo cierto es que no me he puesto a buscar. Ya tengo mi tienda de confianza y es allí donde compro lo que tengo. Cuando he ido de viaje no he tenido la necesidad de buscar, así que tampoco tengo experiencia.

¿Qué ingredientes evitas a toda costa?

No me gusta demasiado usar cremas que tengan parabenos o parafina y ese tipo de ingredientes. Puede que no sean perjudiciales, no lo sé. No soy química ni tengo un nivel de especialización en ese tema, pero prefiero no usarlos en mi piel. Desde que uso productos de cosmética natural estoy bien y prefiero no cambiarlo.

¿Cómo solventas el tema de la depilación?

No te voy a mentir: cuchilla en mano. Cuando voy a un viaje de más de 10 días tengo que comprarlas sí o sí. Si es un viaje más corto, suelo ir el día antes a depilarme con cera y así, al menos, tengo unos días de tranquilidad. Pero nada, en cuanto empiezan a asomar, cuchilla al canto. Qué le vamos a hacer.

¿Y el tema regla?

Algo super importante y que siempre llevo (porque siempre tengo la menstruación en los viajes, no sé cómo me lo monto) es la copa menstrual. Gracias a ella no tengo que llevar kilos de tampones que al final, lo único que hacen es robarme espacio en la mochila.

La copa tiene muchas ventajas, pero una de ellas es que puedes llevarla puesta más de ocho horas seguidas, de modo que, si me la pongo por la mañana, puedo cambiarla cuando vuelva al alojamiento después de un día de turismo. Es tan sencillo que a veces ni me acuerdo de que la llevo puesta.

¿Hay cabida para el maquillaje?

En mi mochila no. No uso maquillaje y me parece una pérdida de tiempo. Ya te he comentado que mis viajes son low cost, son mochileros y son de no parar, así que no hay tiempo ni espacio que perder!

Compartir:
Share