Aceites vegetales y macerados, cómo y para qué usarlos.

Desde la más remota antigüedad, los aceites vegetales y macerados han estado íntimamente ligados a los cuidados de belleza. Durante tiempo se han mantenido olvidados y relegados por productos sintéticos más atractivos para el gran público pero a años luz de sus efectos y calidad. Ahora han vuelto con fuerza, demostrando que son esenciales para cuidar la piel.  Sigue leyendo y te descubro sus secretos…

 

 

Aplicados correctamente sobre la piel, los aceites vegetales y los macerados son sustancias de facil tolerancia que procuran a la epidermis todos los elementos necesarios a su estructura, su hidratación y vitalidad. Los ácidos grasos esenciales (omega 3, 6 y 9) participan en la estructura de las membranas celulares de la piel y la tonifican, la confieren elasticidad y la regeneran. Aparte, tambien son ricos en vitaminas liposolubles (A,D,E yK) que protegen la piel contra los riesgos de degeneración y oxidación.

Como los aceites, son principalmente lípidos, en realidad no pueden absorberse por la piel, se quedan en la parte externa, pero sí son vehículos de otras sustancias.

Algunos aceites, como los usados en bebés, contienen aceites minerales (parafinum, parafinum liquidum, mineral oil…). Estos aceites suelen ser derivados del petróleo y crean una película protectora, lo que evita la absorción de los activos de los aceites naturales, tanto las vitaminas como los otros nutrientes. Cuando veamos en la composición componentes como parafinas liquidas u otro tipo de siliconas en los aceites, serán mucho más espesos y notaremos que dejan una película en la piel.

Mi consejo es que se usen aceites de origen orgánico.

Para mi, su mejor baza es su caracter multitarea: lo mismo te vale para desmaquillar, que para nutrir la piel o enriquecer tu crema de cabecera. Son imprescindibles para usar los aceites esenciales y para añadir un plus a las mascarillas faciales o tratamientos corporales que realizo en los tratamientos en cabina, ya que mezclados con otros ingredientes consiguen recuperar las pieles más dañadas.

¿CÓMO RECONOCER UN ACEITE DE BUENA CALIDAD?

  1. Es muy importante que antes de empezar a usarlo te asesores. Los aceites vegetales son cosméticos potentes, pueden conseguir resultados maravillosos si se usan correctamente o  estropear una piel por un mal uso.
  2. A la hora de comprar un aceite es aconsejable que si quieres resultados, elijas uno bueno. No hay aceites vegetales cosméticos baratos. Y es que la calidad te asegura los resultados que buscas.
  3. Es importante que sea de primera presión en frío. Esto consigue preservar del todo el contenido en ácidos grasos esenciales, vitamina E y antioxidantes naturales propios del aceite. En caso de los macerados, se obtienen mediante un proceso de maceración: se escoge una planta y se deja dentro de un aceite vegetal de base durante un periodo de tiempo determinado. Este debe de ser tambien de primera presión en frio. Despues, se filtra la preparación y se obtiene un aceite vegetal enriquecido con los principios contenidos en la planta.
  4. Comprueba que es aceite puro, nada más. Muchas veces vienen mezclados con perfume y no lo necesitas para nada. El aceite debe oler a aceite.
    Diferentes tonos de aceite. De dcha. a izq: argán, caléndula, rosa mosqueta e hipérico

 

PRINCIPALES ACEITES VEGETALES ACONSEJADOS PARA CUIDADOS DE BELLEZA:

Almendra dulce    Caléndula   Gérmen de trigo    Jojoba     Hipérico      Nuez de albaricoque

Rosa Mosqueta      Argán

  1. Almendra dulce: el más versatil de todos, el todoterreno. Es muy suave  y se usa para masajear a los bebés, las pieles delicadas o con problemas. Se puede usar a su vez como desmaquillante en pieles finas y secas, pero no es aconsejable en pieles grasas. Muy penetrante, confiere luminosidad a las pieles apagadas, fatigadas o desvitalizadas. Su color es amarillo claro y no suele presenta olor.
  2. Argán: originario de Marruecos. Tonifica y regenera la piel al restaurar su capa hidrolipídica protectora. Ideal para pieles agrietadas, secuelas de quemaduras, varices y estrías. Es muy bueno tambien como mascarilla capilar ya que usado de manera regular aporta luminosidad , brillo y flexibilidad al cabello nutriendo a su vez la epidermis del cuero cabelludo. Su color es amarillo. No presenta olor.
  3. Caléndula: un macerado que recoge las propiedades de esta flor tan humilde pero a la vez muy poderosa.
    Resultado de imagen
    Planta de caléndula.

    Refuerza las protecciones naturales de la epidermis y se utiliza para el cuidado de las pieles maltratadas, agrietadas, enrojecidas por el sol y las arrugas, además para prevenir el desecamiento cutáneo. Muy eficaz en la dermatitis atópica y en las quemaduras, ya que tiene propiedades antiinflamatorias. Su color es naranja claro.

  4. Gérmen de trigo: Un aceite fino que es sensible a la oxidación. Aporta muchas vitaminas a la piel pero es aconsejable usarle combinado con otros aceites o cremas. Es ideal para enriquecer cualquier cosmético. Se usa como regenerador del tejido cutáneo, suavizante y flexibilizante de la piel. Es un excelente antiestrias. Su color es amarillo claro y su olor es a campo, a cereal. Al oxidarse facil puede oler a rancio.
  5. Hipérico: el macerado de la planta Hypericum perforatum o hierba de san Juan es un aceite para pieles frágiles que ayuda en los procesos implicados en la regeneración cutánea (quemaduras, heridas). Tiene propiedades antiinflamatorias y descongestivas, siendo un imprescindible en el botiquin familiar. Para quemaduras solares, es imprescindible y en caso de miembros hinchados por mala circulación ayuda a aliviar y mejorar la circulacion de retorno. Eso si, no debemos exponernos al sol despues de su aplicación ya que es fotosensible. Su color es rojo.
  6. Jojoba: utilizado solo para cosmética se trata en realidad de una cera líquida obtenida de las semillas de un arbusto originario de América del Sur. Equilibra la acidez de la piel y mejora considerablemente el aspecto de las pieles grasas y mixtas. Es un aceite que hidrata en las zonas secas y regula en las grasas ya que presenta el mismo perfil lipídico que el sebo humano. Personalmente le uso como aceite desmaquillante. Su color es amarillo claro y en temperaturas bajas puede llegar a solidificarse.
  7. Rosa Mosqueta: uno de los aceites más usados y a la vez más profanados en la actualidad. Es más facil encontrar imitaciones que aceite puro, pero es imposible no encontrar en cualquier lineal de supermer
    Resultado de imagen de rosa mosqueta
    La flor de Rosa mosqueta y su fruto.

    cado cosméticos con una foto de una rosa que promete milagros solo por contener el tamaño de un alfiler en su formulación de este preciado lípido. Esta planta, lo que aquí conocemos como el escaramujo o rosa canina, está presente en nuestros campos, pero donde su pureza y calidad es mayor es la originaria de Chile, donde gracias a la altitud de sus cultivos, se consigue mayor concentración de ácidos grasos. De hecho, tambien puede recomendar su uso por vía oral precisamente por su alto contenido en AG poliinsaturados, aunque considero que este tipo de usos lo hagas consultando previamente con tu médico. Para uso cosmético se emplea en el cuidado diario de la piel, pero no es buena para todo: en caso de pieles que presenten descamación no es recomendable su uso ni por ejemplo en pieles gruesas ya que favorecerá el aumento de la caspa. En el resto de pieles proporciona a la epidermis los elementos necesarios para aumentar su flexibilidad y su elasticidad, por ejemplo como prevención de las estrias o como aceite durante el embarazo, así como para la recuperación de heridas y/o cicatrices. Tambien funciona muy bien en pieles con manchas solares o con mala circulación. Un todoterreno que se puede añadir en las cremas de cuidado diario o usarlo directamente sobre la piel. Si compras un aceite de calidad te puedes así asegurar que lo incluyes en tu cosmética. Su color suele ser naranja fuerte, pero pude variar segun el año y la cosecha. El olor es muy característico a pescado por su alto contenido en ácidos grasos como el Ω6 y Ω3.

Los aceites puros son un lujo al alcance de tu mano. Te invito a que los conozcas de primera mano y descubras que son agradables, fáciles de usar y sobre todo, un gran aliado para tu piel.

 

 

 

 

Compartir:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.